La universidades normalmente nos piden una gran cantidad de información en el proceso de aplicación. Así que tendremos que escribir ensayos, solicitar cartas de recomendación a nuestros profesores e inclusive en algunas ocasiones ir a las oficinas del gobierno a apostillar documentos.

Cartas de Recomendación

Otro aspecto relevante para lograr la admisión en una universidad son las cartas de recomendación. Con el fin de tener una excelente carta de recomendación, es importante tener en cuenta que ese tipo de documentos apoyan la solicitud de un candidato y por esta razón quien recomienda al candidato debe evaluar siguientes aspectos (tomado de Fulbright):

· Características intelectuales
· Conocimiento del campo de estudio al cual se está presentando
· Habilidad de comunicación
· Disciplina
· Potencial para un programa de postgrado

Las mejores cartas de recomendación son escritas por personas que conocen bien al candidato y que están en posición de evaluar su capacidad de éxito en un programa de postgrado. Antes de pedir la recomendación, debería conocer a sus posibles referentes, hablar con ellos y hacer que ellos conozcan su interés en el programa de postgrado. Es crítico que el aspirante tenga la confianza en que la persona le va a escribir una recomendación favorable. Normalmente, uno no acepta escribir una recomendación si la referencia no es positiva, pero esta regla de oro no siempre es garantía de una carta buena.

Las personas más adecuadas para emitir una buena carta de recomendación para un fin académico son:

• Un profesor con experiencia directa con el aspirante, en calidad de docente, director de proyecto de investigación, director de tesis, etc.
• Un profesor con el título de postgrado en el mismo campo al cual se aspira.
• Una persona con un título de postgrado que lo haya supervisado directamente en un trabajo o pasantía en el campo al cual se aspira.
• Una persona conocida por el comité de evaluación del programa al cual aspira.

Las cartas de amigos, figuras políticas o personajes públicos no son bien vistas e incluso pueden llegar a ser negativas para su admisión. Es crucial que las cartas de recomendación provean la información solicitada. Las que son demasiado generales, vagas o escritas por personas sin conocimiento de las capacidades de candidato, no serán
un buen punto de referencia. Asegúrese de solicitar una carta de recomendación adicional dado que las personas que cumplen con un buen perfil para escribir este tipo de documentos, manejan agendas muy ocupadas y con muchos compromisos. Así que si alguno de ellos por alguna razón no ha hecho la carta usted tiene una de más que puede utilizar.


Tips Adicionales

1) De ninguna forma el aspirante debe escribir la(s) carta(s) para la firma del “referee”. Esto es considerado fraude. Sin embargo, esta permitido entregarle información que considere importante para la elaboración de la carta.
2) Las cartas no deben tener carácter personal exclusivo. El interés de la universidad y el
departamento está dirigido principalmente al asunto académico, investigativo y profesional, y las referencias son relevantes en el medida que demuestran que el candidato será un excelente estudiante en el departamento, y/o que tiene las calidades necesarias para realizar una maestría o doctorado.
3) La persona que elabora la carta de recomendación debe utilizar ejemplos concretos, no ser demasiado general en las descripciones, ni utilizar superlativos.
4) Aunque el aspirante no puede controlar el tipo de carta que escriban sobre él, sí puede intentar orientar a la persona sobre el documento que requiere (si se cree que no tiene mucha experiencia en el tema)